“Sin gluten” pero sin blanca (€ $)?

Leí un artículo en que una madre española se lamentaba de que tenían a dos miembros de la familia celíacos, y señalaba que la pasta sin gluten, pan sin gluten, galletas sin gluten, etc eran carísimas. Me dejó pensando, porque es verdad que la dieta clásica “cuando tienes poco dinero” se basa en los carbohidratos, y más en especial el trigo (o sea, bocadillos, pasta, pizza). En estas épocas se dispara la celiaquía, y además el sobrepeso – y por tanto muchos problemas de salud y a menudo diabetes. Un lamentable círculo vicioso. Si encima pretendes convertir una “dieta convencional para tiempos de crisis” y volverla apta para celíacos, simplemente sustituyendo el pan por pan sin gluten, y así sucesivamente, lo tienes muy crudo. Es para volverse locos. Propongo cambiar de enfoque, adaptándolo a tu presupuesto.

Gluten-Free

Pasarse a “sin gluten” reemplazando los mismos alimentos con gluten con sus variantes sintéticas y costosas, lo cierto es que no es la mejor opción, aunque sea la más “fácil” (y cara). Las comidas “sin gluten” de sustitución (tales como panes, galletas, pasta que se encuentra en los supermercados) suelen tener gran cantidad de compuestos químicos, azúcar y almidones, por lo cual desde luego no son saludables, y además engordan mucho más que la harina normal. Es mucho más fácil, económico y sano pasarse a alimentos enteros naturales.

Qué puedes desayunar, si quieres evitar el gluten y sus sustitutos? Puedes hacer pan en casa con harinas de sustitución – esto no es complicado, aunque lleva algo de tiempo. Opciones diferentes, que aunque no lo creas “no engordan” porque su nivel de almidón es prácticamente nulo (estilo paleodieta), son estas:
– Huevos revueltos con champiñones (o con pimientos, o con tomates), opcional con dados de jamón
– Paté convencional (ojo, fíjate que sea sin gluten!) untado sobre rodajas de pepino, rodajas de tomate, pencas de apio, endivia u otras verduras
– Opción dulce: tortilla de manzanas
– Opción de lujo: 1 aguacate troceado con 2 pencas de apio, 1 cucharada de mayonesa y 1 lata de atún o 100 gr de gambas hervidas

  • En la foto: un aguacate con sal y limón y dos huevos revueltos con jamón

Desayuno sin gluten paleo

Almuerzos y cenas: son lo más fácil, aunque comas en un restaurante, porque siempre te pueden hacer un pescado/pollo/filete a la plancha con ensalada. Cuidado con las patatas fritas si eres celíaco, porque puede que las frían en el mismo aceite que alimentos rebozados, y entonces estarían contaminadas.

En casa puedes recurrir a los famosos guisos de lentejas, potaje de garbanzos, fabada asturiana, arroz de pescado, arroz a la cubana… Hay tantas cosas que se pueden comer! Copiosas ensaladas con verduras de todos los colores y una lata de atún, o queso de Burgos (o mozzarella). Tortilla de patatas! Cocido madrileño! Paella! Un rico asado argentino! Guisantes con jamón!
Si te apetece experimentar, puedes cortar con calabacín/zucchini en tiras finas y usarlo a modo de fideos/spaghetti, con salsa de tomate u otro tipo.

Una gran ventaja si además de celíaco quieres bajar de peso es que si quitas el trigo por completo y reduces los cereales, por fuerza reduces también los almidones, y eso influye directa e inmediatamente en la retención de líquidos, inflamación y retención de grasas. En este caso, tu dieta se deberá basar en grandes cantidades de verduras de temporada (que son las más baratas), sin exagerar la fruta, con razonables cantidades de proteína (huevos, pescado, carne) en cada comida y no privarte de las grasas sanas, como el aceite de oliva, los frutos secos y el aguacate.

Cuando empezamos a intentar evitar el trigo y todo lo que pueda contener gluten, es como la anécdota del niño que está aprendiendo a andar en bicicleta y, con miedo de dar contra un árbol, va pensando “un árbol! Un árbol!” y termina estrellándose.
No hagamos nosotros lo mismo, enfocados como estamos en evitar el trigo, que lo vemos por todas partes, y nos olvidemos de todo un mundo de cosas que se pueden comer y que no tienen trigo. Ser celíaco, de forma inteligente, NO es seguir viviendo en base a bocatas, pasta, pizza y bollería industrial. Míralo en cambio como una forma de explorar el mundo de las verduras, las legumbres, y hacer un uso más sensato de la proteína animal del que venías haciendo.

Pero recuerda que si quieres adelgazar, no te hartes a arroz y patatas (ni a sucedáneos sin gluten). 🙂

2 Comments on ““Sin gluten” pero sin blanca (€ $)?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube